En 1928, un grupo de empresarios cívicos de Bucaramanga, resuelven construir un importante teatro para la ciudad y con ese fin contratan a un arquitecto francés, George Carpentier, radicado en La Habana, quien vivió en Bucaramanga desde 1928 hasta 1932. EL Teatro Santander es un proyecto magnífico de estilo Bau Haus y arquitectura moderna de la época que se convierte en el centro cultural, pero en 1948 es vendido a CINE COLOMBIA por el auge del cine que opaca otras actividades culturales. Por el deterioro de la zona el teatro se deja y se abandona hasta 2007, luego es donado a la Universidad de los Andes que lo pone en venta y se prevé su demolición. Un grupo de ciudadanos resuelve salvarlo coordinados con la Cámara de Comercio, las Universidades UNAB y UDES, el Centro Cultural del Oriente, el Municipio de Bucaramanga y dos empresarios importantes de la ciudad, grupo MARVAL y grupo RAYCO. Estas siete instituciones han logrado una convocatoria importante tanto en el sector público como el privado, logrando que el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Desarrollo, el Municipio, la Gobernación, Ecopetrol y más de 300 empresarios y ciudadanos de la región estén vinculados a este proyecto. Hoy para orgullo de la ciudad tenemos después de varios años de desarrollo, un Teatro Mayor de 1.100 sillas, un Teatro menor de 300 sillas, ambos con características técnicas adecuadas para presentar cualquier tipo de eventos en la ciudad, destacando la gran calidad de los dos pianos Steinway Gran Concierto Tipo D, equipo de sonido Meyer Sound, lámparas italianas Iguzzini, Concha Acústica Werner y en general la mejor calidad de equipos del mercado.

ANTONIO JOSÉ DÍAZ ARDILA

Arquitecto